Con énfasis en lo económico, social y ambiental, Roma Management Inmobiliario implementa proyectos barriales basados en prácticas ecológicas que garanticen el futuro de sus clientes. Así lo fundamenta, el Ceo y Founder, Pablo Cofano

Mundialmente se tornado como tendencia en la industria inmobiliaria la incorporación de empresas de triple impacto: económico, social y ambiental. «En una empresa de este tipo estas obligado anualmente a realizar un balance de los tres frentes. En algunos de nuestros barrios comenzamos con esta iniciativa a favor del medio ambiente e intentamos plasmar un sello. Intentamos generar conciencia en otros desarrolladores, es inevitable sumar nuevas herramientas», comenzó Pablo Cofano.

Como CEO y FOUNDER de Roma Management Inmobiliario, reveló que antes de emprender un nuevo trabajo en las localidades de la periferia rosarina se debe tener en cuenta como se beneficiará a los vecinos. Esto implica tomar como punto de partida no sólo a la inversión sino también el futuro que les deparará a aquellos que adquieran su producto.

Enfocados en los desarrollos sustentables, despliegan simples prácticas como la recuperación de agua de lluvia, la separación de basura, la energía solar y última tecnología en iluminación, para ofrecer una propuesta ecológica a los clientes.

«Lanzamos un proyecto en Pueblo Esther donde firmaremos un convenio con el CONICET y el INTA. Se llama comunidad evolutiva, con el propósito de producir alimentos. Convertimos todos los espacios verdes en huertas urbanas. También aplicaremos cadena corta para poner productos de emprendedores regionales en una góndola y como empresa haremos una inversión para reclutarlos en un espacio dándole orden urbano», anunció el desarrollador.

Otro de los aspectos destacados del barrio mencionado es el impulso de los prosumidores de electricidad donde los clientes no sólo compran un lote sino elementos sustentables como panales y calefones solares o sistemas de riego.

El eje central de Roma Management Inmobiliario, cuenta Cofano, que desde hace año es acercar propuestas de valor a la clase media mediante barrios residenciales abiertos abonados en cuotas fijas y en pesos con entregas valuadas desde 500 mil a los 700 mil pesos. «El desafío año a año es más grande, estamos rodeadas de grandes profesionales para sostener la visión. Es un proyecto accesible, porque entendemos que el metro cuadrado en dólares es inalcanzable y la capacidad de ahorro es nula», manifestó.

Gracias 341 media